miércoles, 26 de febrero de 2014

No era yo


Andar a contracorriente por los pasillos de Ikea (uno de mis pasatiempos favoritos) ya no volverá a ser igual desde que esta tarde, en la sección de ollas y cacerolas, me he topado con un señor —aparentemente cuerdo— que también lo hacía. De pronto, mi mundo se ha ido al garete y entonces, cabizbajo como un alma en pena y arrastrando los pies, con disimulo me he mezclado entre la gente y he avanzado hacia la salida en la dirección de las flechas. Las lámparas y las alfombras parecían burlarse de mí, y hasta la butaca Poäng me ignoraba. Sentirme "normal" de repente, ha sido una auténtica pesadilla, me faltaba el aire, estaba desconcertado. No era yo.

2 comentarios:

  1. La main stream siempre empuja hacia la salida: eres un héroe de la resistencia.

    ResponderEliminar
  2. La main stream siempre empuja hacia la salida: eres un héroe de la resistencia.

    ResponderEliminar