domingo, 20 de enero de 2013

Parece ser


Si Motzart hubiese nacido en el año 2012, ¿habría escrito 41 sinfonías?. Y si Da Vinci naciera mañana, ¿llegaría a ser el mayor genio de la historia de la humanidad?. No, Amadeus, en vez de piano tendría un iPhone 5 y andaría perdiendo el tiempo entre WhatsApp y WhatsApp y Leonardo, con su tablet, subiría fotos de su novia a Instagram. Del mismo modo, si cualquiera de nosotros hubiéramos nacido en el siglo XV o XVIII, tal vez habríamos sido inventores o compositores. Los divertimentos electrónicos nos ocupan tanto tiempo que merman nuestra capacidad de pensar, decidir y sobre todo, crear. Cada día somos más torpes y más vagos, hablamos menos entre nosotros y estamos más cerca de convertirnos en robots. Parece ser que ésto es lo que todo el mundo quiere, qué le vamos a hacer.

4 comentarios:

  1. Toda la razón del mundo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Toda invención trajo su particular apocalipsis... y aquí seguimos.

    ResponderEliminar